fbpx
Provinciales

Aprueban la creación de «Casas de medio camino» para personas con padecimiento subjetivo

Aprueban la creación de "Casas de medio camino" para personas con padecimiento subjetivo



El proyecto de Ley de la diputada Dra. Silvia Ciancio, es parte de una política integral para el abordaje de la salud mental. Contempla la constitución de equipos interdisciplinarios que puedan estar asistiendo, monitoreando y supervisando la convivencia. Apunta a atender en materia de prevención y promoción, no solo a quienes se encuentren alojados sino también a sus familias.

La Cámara de Diputadas y Diputados de Santa Fe, aprobó a instancias de la doctora Silvia Ciancio, una iniciativa para la puesta en marcha de residencias compartidas. Estos espacios, estarán destinados a personas que posean algún tipo de padecimiento subjetivo, que se encuentran realizando un tratamiento ambulatorio, o que estén en condiciones de ser externadas de instituciones monovalentes de salud mental (públicas o privadas) y que no cuentan con otras posibilidades de acceso a una vivienda digna en la comunidad.

“Esto puede dar respuesta a una necesidad real que ocurre en nuestro territorio. Es la posibilidad de contar con espacios de convivencia comunitarios que nos acerquen a una política ‘desmanicomializante’ de las problemáticas de la subjetividad y que no atente contra los derechos de las personas con padecimientos subjetivos”, dijo al respecto la diputada Silvia Ciancio.

La legisladora, sostuvo que “esta herramienta legislativa podrá brindar a muchas personas la posibilidad de volver a construir vínculos comunitarios o recomponer otros que pudieran haber sido afectados” y que “permitirá derribar muros, desde lo simbólico y lo real, devolviendo a la persona su carácter de sujeto de derecho”.

Luego, recordó: “Hasta hace no tanto tiempo, el encierro parecía ser la terapéutica por excelencia. Desde la emergencia de la Ley Nacional de Salud Mental, de nuestra ley provincial y de los espacios que se fueron gestando producto de la lucha y el esfuerzo de los trabajadores de la salud mental y de los usuarios de los servicios de salud, estas cuestiones nos fueron abriendo nuevos caminos. Como legisladores, debemos tener presentes estos indicadores para el desarrollo de políticas públicas que sean adecuadas a los paradigmas y necesidades vigentes en materia de salud mental”.

Dispositivos

En este proyecto de Silvia Ciancio, se pensó en una serie de principios rectores que deben sostener las prácticas actuales. Estos son: la integralidad, la intersectorialidad, la insterdisciplina, la perspectiva de género, diversidad sexual y el enfoque de derechos.

“Estos principios deben guiarnos en la compleja trama de la salud de nuestros habitantes y en la construcción de marcos normativos, posicionándonos, en una nueva forma de entender los padecimientos subjetivos y su abordaje”, señaló.

En este aspecto, aclaró: “Entendemos que sin recursos humanos capacitados que comprendan estas consideraciones desde la multiplicidad de saberes y conocimientos resultará imposible el trabajo ético sobre el malestar subjetivo, todo esto con un fuerte anclaje en lo comunitario”.

La diputada, que además preside la Comisión de Salud en la cámara Baja, agregó que el “trabajo de deconstrucción sobre las representaciones que giran en torno a la locura y la promoción de derechos” harán seguramente a una mejora en la “calidad de vida” a quienes puedan habitar estos espacios y para “quienes habitamos el suelo santafesino”.

En el caso de los equipos interdisciplinarios, se compondrán de al menos tres disciplinas: psicología, trabajo social, psiquiatría y sus funciones estarán pensadas para el interior de las viviendas compartidas. En tanto, acompañarán en la conformación de una dinámica de funcionamiento de acuerdo a los intereses y deseos de quienes las habiten.

“Conformarán planes de acción y evaluación de esas dinámicas de acuerdo a estándares de calidad que garanticen el respeto y la promoción de derechos. Y además tendrán la tarea de armar redes comunitarias, en colaboración con otros actores institucionales que tiendan a favorecer la autonomía de las personas y un goce pleno de derechos”.

Finalmente, reflexionó: “Este proyecto podrá ayudar a pensar la salud mental en el marco de sus singularidades en el plano de la salud general y colaborará para que los equipos de salud, los usuarios de los sistemas sanitarios y las familias visualicen herramientas que promuevan la ‘desmanicomialización’”.

 

Últimas noticias

Subir