fbpx
Nacionales

Nueva ley de VIH: El proyecto busca garantizar el acceso al tratamiento y a una jubilación especial


La iniciativa se presentó en la Cámara de Diputados; reforzar la investigación y las campañas de difusión, otros de los objetivos planteados en la propuesta legislativa.

Con un amplio apoyo de diputados del oficialismo y de la oposición, se presentó este mediodía en la Cámara baja un nuevo proyecto de ley de respuesta integral al VIH, hepatitis virales, tuberculosis e infecciones de transmisión sexual (ITS). La iniciativa propone, como eje central, el acceso universal y gratuito al tratamiento de esas enfermedades, garantizado por el sistema de salud público, las obras sociales y la salud privada.

El proyecto, fruto del trabajo de distintas organizaciones de la sociedad civil, es impulsado por la diputada oficialista Carolina Gaillard y cuenta con el respaldo de más de medio centenar de legisladores de todos los bloques políticos. En la presentación estuvieron presentes, entre otros, los diputados Daniel Gollan (Frente de Todos), Maximiliano Ferraro (Juntos por el Cambio), Myriam Bregman (Frente de Izquierda), Cecilia Moreau (Frente de Todos) y Romina del Pla (Frente de Izquierda).

“Esta iniciativa contempla un abordaje integral, interseccional e intersectorial, que no se limita a la salud, sino que también prevé la protección social a las personas que padecen estas patologías, trabajando para erradicar el estigma y la discriminación, y garantizando derechos para esta población que ha sido vulnerada por años”, explicó Gaillard.

La presidenta del Inadi, Victoria Donda, que asistió a la presentación para respaldar la iniciativa, reclamó su urgente tratamiento. “El proyecto salva vidas, no podemos esperar más. Trece personas por día mueren por causas evitables relacionadas con estas enfermedades en nuestro país”, advirtió.

El proyecto, además de garantizar el acceso universal y gratuito al tratamiento de VIH, hepatitis virales, tuberculosis e infecciones de transmisión sexual (ITS), propone que toda prueba para detectar esas patologías deberá ser voluntaria, gratuita, confidencial y universal. Además, promueve la creación de un régimen de jubilación especial, de carácter excepcional para quienes transiten las enfermedades de VIH y hepatitis B o C, así como una pensión no contributiva de carácter vitalicio, para quienes se encuentren en situación de vulnerabilidad social. De este modo, quienes acrediten al menos diez años desde el diagnóstico de la enfermedad y veinte años de aportes jubilatorios, pueden solicitar la jubilación a partir de los 50 años de edad.

Capacitación

Alberto Stella, director de Onusida para el Cono Sur, resaltó: “Este proyecto ampara al ciudadano en la universalización de derechos humanos, debido al fuerte componente de protección social que brinda. No hay motivos para oponerse a su aprobación. A partir de la participación de la sociedad civil, la Argentina es vanguardia en ampliación de derechos”.

El proyecto también promueve  la capacitación, la investigación, la difusión de campañas masivas, y la conformación de una Comisión Nacional de VIH, Hepatitis Virales, otras ITS y Tuberculosis, integrada de forma interministerial e intersectorial por representantes de los organismos estatales, sociedades científicas, organizaciones de la sociedad civil con trabajo en estas patologías, cuya integración debe ser determinada por vía reglamentaria garantizando representación federal y de géneros; y un Observatorio Nacional sobre Estigma y Discriminación, con el fin de visibilizar, documentar, disuadir y erradicar las vulneraciones a los derechos humanos de las personas afectadas.

“Es una ley con mirada interdisciplinaria, con enfoque de derechos y perspectiva de género, que tiene la fuerza del amplio consenso de todas las fuerzas políticas de la Cámara de Diputados. La cuarta es la vencida, después de frustrados intentos de tratamiento”, resaltó Gaillard.

Últimas noticias

Subir