fbpx
María Teresa

María Teresa: Seis familias ya tienen su casa propia gracias al trabajo de la Comuna

El martes pasado fue un día de mucha emoción para María Teresa. Ese día, seis familias de la localidad lograron cumplir el anhelado sueño de la casa propia gracias a los proyectos sostenidos en el tiempo por la Comuna, en este caso mediante el Plan Mas Cerca que comenzara en la gestión de María Cristina Gómez y ahora en la actual gestión de Gonzalo Goyechea.

En un sencillo acto, cuidando los protocolos, el sueño de la casa propia se hizo realidad para las familias de Anabela Vera, Facundo Diaz, Caterina de la Canal, Noelia Andrade, Marcela Estevez y Jonatan Reiter.

Lo destacable de este proyecto, que comenzó financiado con fondos nacionales durante la gestión de Cristina Kirchner y se logró construir luego de varios años de aporte comunal, luego del cambio de gobierno nacional en 2015; es que además de contribuir a paliar el déficit habitacional y llenar de esperanzas a varias familias del pueblo, también generó movimiento en la actividad económica local, ya que este proyecto se desarrolló con los servicios de la Cooperativa de Trabajo “Construyendo para María Teresa”, de la Cooperativa de Servicios Públicos, y de varios grupos de personas que dejaron su propio sello, como el caso de Patricia Olmos, Ornela Kasner, Emeli Santini y Yesica Tonsich, tres mujeres que se encargaron de pintar el interior y exterior de las casas. El rol del diputado nacional Marcos Cleri fue clave en este proceso.

Tres de las seis familias que pudieron cumplir con su sueño de la casa propia, ya instalados en su nuevo y definitivo hogar expresaron sus sentimientos y sus vivencias.

Anabela Vera, Rubén Rodríguez y sis hijitos Brisa y Daniel fueron unas de las primeras familias en habitar su ansiada vivienda. Sobre el camino recorrido, Rubén expresó: “Yo actualmente estaba sin trabajo, tengo un camioncito y hasta que arranque la cosecha estamos todos parados. Estoy haciendo algunas changas como para rebuscarmelas, juntando chatarras y haciendo algún flete. Nosotros estábamos alquilando, luego el dueño vendió esa casa y hace dos meses nos mudamos a la casa de mi suegra”.

Respecto a la composición de su familia, Rodríguez y Anabela Vera, felices, contaron que esto es un hermoso regalo ya que “a fin de año va a hacer 12 años que estamos juntos con mi señora, y siempre soñamos con tener nuestra casa, sobre todo para los chicos, que es a quienes le va a quedar. Nos dieron la llave a la mañana y a la tarde ya nos estábamos mudando, asi que gracias a Dios ya casi estamos instalados”.

Finalmente, la familia Rodríguez-Vera, conmovidos, explicaron como llegaron a este grato momento de estar habitando su propia casa: “Cuando estaba trabajando le llevamos las carpetas a Cristina Gómez; en ese entonces las casitas aún no estaban empezadas. Después mandaron los papeles diciendo que estábamos adjudicados, pero era para la primera tanda de casas y estas habían quedado sin terminar, Todos los días pasábamos y mirábamos a ver si avanzaban. Hasta que hace unos días yo estaba arreglando el camión y mi señora estaba en la pieza acomodando, como el teléfono siempre está en silencio, no llegó a atender el llamado de la Comuna, asique una asistente social llamó a mi suegra y ella le avisó a mi mujer. Yo estaba todo engrasado y no quería ni entrar. Mi mujer me dijo que tenía que ir ya a la Comuna por una noticia muy linda. Fue una alegría inmensa”.

Por otro lado, Noelia Andrade y Ramón Acebal, otros de lso flamantes propietarios, junto a sus hijos Camila, Alexis, Gonzalo, Aixa y Andrés también contaron, conmovidos, como era su vida antes de este martes en que su destino cambió para siempre: “Hace seis años que estamos juntos. Antes siempre alquilamos, esta va a ser la quinta mudanza. Mudarse es terrible, tanto por la movilización de las cosas de un lado a otro como la adaptación de los chicos. Uno siempre sueña con tener su casa propia, hoy se nos dio la oportunidad y estamos muy agradecidos. Con el trabajo no se puede comprar un terreno”.

Respecto a las sensaciones de los más chicos de la familia y el consejo para quienes aún no lograron acceder a l sueño de la casa propia, los Acebal-Andrade comentaron: “Los chicos también están muy felices. A los que aún no les tocó les diríamos que no se enojen y esperen, que algún día llega. Nosotros hace seis años que estábamos esperando y hoy gracias a Dios estamos acá. Gracias a Cristina (Gómez), a Gonzalo (Goyechea) y a todos los que y a todos los que trabajaron acá para que nosotros hoy tengamos nuestra casa”.

Finalmente, Facundo Díaz, otro de los afortunados nuevos propietarios, quien vive con su mujer y sus cinco hijos contó su experiencia y el largo camino recorrido hasta llegar a este final tan felíz:: “Nosotros antes alquilábamos; estuvimos un tiempo en la casa de mis viejos, pero siempre de acá para allá. Yo soy herrero. En su momento un patrón mío me daba plata para comprarme un terreno, que en ese momento valía 60 mil pesos y me la descontaba por semana, pero además tenés que tener la plata para los materiales, mano de obra y todos los gastos. A pesar de intentarlo nunca pude tener mi casa. Hasta que un día hablamos con Gonzalo (Goyechea) y apareció la oportunidad de anotarnos para una casita”.

Seguidamente, Díaz, con la sonrisa en su rostro que denota satisfacción y una inmensa alegría, detalló que “fue gracioso, porque yo había ido a preguntar por un terreno y quedaron en avisarme. Un día me llamó Gonzalo y me dijo que quería hablar conmigo, lo primero que pensé fue que me iba a decir que no. Cuando fui me dijo que no había ningún terreno, pero que estaba la oportunidad de anotarme para las casitas. Asique nos anotamos y unos meses después nos llaman diciendo que teníamos nuestra casa. Fue una alegría muy grande, es un cambio muy grande para nosotros”.

“Los chicos están muy contentos e ilusionados, esto acarrea muchas emociones. Ya están planificando que le van a poner a sus piezas y en hacer quinta. Siempre hay que tener Fe, y a la gente que está esperando que confíen en Gonzalo y en la “Negra” que les van a dar una mano como nos dieron a nosotros”, cerró Facundo Díaz.

Cabe destacar que estas seis viviendas se suman a las ocho que ya entregó la Comuna de María Teresa el año pasado, y a las seis restantes que se sortearán el año próximo.

Últimas noticias

Subir
A %d blogueros les gusta esto: