fbpx
Provinciales

Cantero: habrá clases virtuales, aunque solo un 10% puede acceder



La ministra de Educación confirmó que pocos alumnos tienen esa posibilidad y aclaró dudas tras la polémica por las restricciones.

La ministra de Educación Adriana Cantero firmó el viernes una circular (Nº 12) que se difundió por canales oficiales (mail a los docentes y gacetillas a los medios de comunicación) con el título de “Suspensión de actividades educativas” mientras dure el confinamiento. Sin embargo, la funcionaria aseguró que en los tres días hábiles de la semana próxima el sistema estará activo, lo que definitivamente sí incluye la virtualidad, mientras que no se suspende el vínculo pedagógico, sino la concurrencia a las escuelas. En el medio de la confusión y las quejas de padres, gremios y maestros, ayer el Ministerio definió: “Para quienes tengan conectividad se podrá brindar material y/o actividades de consulta”.

La nueva circular lleva la firma del director de Educación Privada, Rodolfo Fabucci, pero la decisión también rige para las escuelas públicas. Lo cierto es que solo el 10 por ciento de la población escolar santafesina cuenta con los elementos necesarios para dar y recibir contenidos a través de circuitos digitales, es decir que una abrumadora mayoría queda afuera.

“Es un grupo muy grande -admitió la ministra- porque el trabajo en la virtualidad tiene distintas variables: que haya acceso a la conectividad, que sea buena, que haya disposición de recursos digitales (computadora por ejemplo) y manejo de esos recursos, ya que una clase virtual no equivale a reproducir la presencialidad”. En ese sentido, Cantero puntualizó: “Un 10 por ciento de la población escolar accede a estos recursos, otro 10 lo hace más intermitentemente y el resto tiene serias dificultades para acceder”. En otras palabras, si bien “la virtualidad no está prohibida”, al decir de la funcionaria, en la práctica son pocos los que pueden trabajar de esta manera.

Cantero explicó que desde mediados de 2020, cuando comenzó la experiencia de la presencialidad en el centro norte de la provincia, está previsto que el sistema educativo adopte uno de los tres formatos posibles en pandemia: en primer lugar presencialidad plena, en segundo lugar alternancia o bimodalidad (una semana los alumnos concurren a la escuela y la otra permanecen en sus hogares) y por último la distancia. Por el aumento descontrolado de casos de Covid, por el momento el sistema va a su expresión más restrictiva. “Es una decisión sanitaria, no pedagógica, que ya estaba pautada y normada. Nuestro objetivo siempre es recuperar la presencialidad, cuidada donde se pueda y plena si el distanciamiento lo permite”, abundó la ministra.

Más allá del desconcierto que generaron las medidas y su comunicación, pasada en limpio la propuesta de las autoridades para docentes, padres y alumnos es el sostenimiento del vínculo pedagógico durante los próximos días hábiles y, en caso de que los indicadores de salud lo avalen, el retorno a las escuelas (esto se analizará y notificará a fines de mayo, en consonancia con el fin de la cuarentena dictada por el presidente Alberto Fernández). Garantizar la continuidad pedagógica es también un imperativo del Ministerio de Educación de la Nación, que ayer mismo se reforzó en la reunión del Consejo Federal. Por la provincia de Santa Fe participó el secretario de Educación, Víctor Debloc.

“Se puso en marcha el modo de la educación a distancia que en nuestra provincia tiene cuatro formas: las clases virtuales, los grupos entre docentes y alumnos a través de WhatsApp, la entrega de material pedagógico, y las consultas y tutorías escolares. Estos dos últimos estarán suspendidos en los tres días hábiles de la próxima semana porque las escuelas van a estar cerradas, pero se mantiene el trabajo a la distancia con los dos primeros formatos para las alumnas, alumnos y docentes que puedan acceder a la conectividad”, dijo temprano el secretario en el encuentro virtual con el ministro Nicolás Trotta. Recién a la tarde saldría la circular Nº 19, del director de Educación Privada, pero que también abarca a escuelas públicas. “El Ministerio escribió con la mano y después borró con el codo”, disparó Sadop a renglón seguido través de un comunicado. “La suspensión de la actividad virtual no tenía sentido ni fundamentos. Solo servía para enfrentar a la sociedad con la escuela exponiendo a la docencia, que es la cara visible del sistema educativo”, se quejó el gremio que nuclea a los docentes particulares.

En diálogo con este diario, la ministra Cantero insistió: no se suspenden las clases sino el desplazamiento hacia las escuelas salvo para lo relacionado con entrega de módulos alimentarios. La modalidad de educación a distancia no equivale a virtualidad simplemente porque la mayoría de los estudiantes y maestros no pueden sostenerla. Por eso se editaron materiales impresos, repitió la funcionaria, desde el año pasado más de un millón y medio para todos los niveles y modalidades. Estos cuadernos fueron los más utilizados, seguidos por los teléfonos celulares y las computadoras, mientras hubo que trabajar en casa.

“¿De qué serviría repartir computadoras si no tenemos conectividad?”, preguntó la ministra y exhortó a que la Cámara de Diputados apruebe la ley en la materia que ya tiene media sanción del Senado provincial y desde hace un año no se debate.

“El miércoles, jueves y viernes de la semana que viene el sistema está activo”, resumió la ministra. “Los chicos tienen sus tareas y materiales, lo que los docentes hayan dispuesto, y los educadores estarán convocados a una tarea específica de discusión y construcción de acuerdos, para lo cual van a recibir una guía de trabajo en estos días (aunque sean inhábiles, se la mandamos a los correos). Será un anexo de la circular Nº 12 que les enviamos para analizar la planificación de actividades, con el calendario escolar”, finalizó.

Cantero pidió serenidad

“Estamos atravesando una semana de máximo cuidado de la salud, ese es el objetivo fundamental, y por eso el sistema educativo va hacia su formato de trabajo a la distancia: se necesita serenidad y flexibilidad para trabajar con este nuevo formato y retomar el de la presencialidad cuanto antes se pueda si nuestros indicadores sanitarios lo permiten», describió la ministra de Educación de la provincia, Adriana Cantero, en declaraciones dirigidas a la comunidad escolar.

«Les agradezco enormemente a los chicos porque han hecho un esfuerzo para habitar la escuela con protocolos, y a los docentes, que se desempeñaron en un formato inédito. Pero no alcanza: necesitamos cuidarnos fuera de la escuela también para que la presencialidad sea posible todo el ciclo lectivo. Tal vez en esta semana que estamos recordando la revolución de Mayo, podamos comprometernos en una ciudadanía solidaria, responsable, que ayude también a que esa patria pueda crecer, atravesar este momento y desplegarse en un proyecto colectivo», cerró la funcionaria.

Fuente: La Capital.

Billetera Santa Fe

Últimas noticias

Subir