fbpx
Provinciales

Juntos por el Cambio ganó en Santa Fe y Losada enfrentará a Lewandowski



La periodista superó a Pullaro y Angelini en la interna. El peronista fue el candidato más votado, pero el FdT perdió en la sumatoria general.

En unas Paso con la menor participación desde su implementación, el gobernador Omar Perotti refrendó su poder al interior del Frente de Todos imponiendo a su candidato a senador Marcelo Lewandowski. Juntos por el Cambio sorprendió con una recién llegada a la coalición, Carolina Losada, quien se impuso al radical Maximiliano Pullaro, otro “novato” con la camiseta amarilla. Y en el renacido Frente Amplio Progresista (FAP) Clara García se erige como la continuadora de línea histórica del socialismo. Los tres grandes espacios políticos en Santa Fe, con estos resultados, lucharán ahora para imponerse en las generales de noviembre.

Las Paso históricamente han funcionado con un doble rasgo: además de seleccionar a los candidatos de cada partido, representa una encuesta real para ver cómo parten para los comicios definitivos. En esa lectura, Juntos por el Cambio (40,09%), que tuvo cuatro listas en competencia, se impuso al Frente de Todos (29,83%), con dos nóminas que se enfrentaron. Lejos, en tercer lugar, quedó el FAP (10,94%).

El desafío que tienen ahora los que se impusieron en la interna de cada espacio es contener a los votaron por otros listas y generar así más volumen político y electoral de cara a noviembre.

En el Frente de Todos, la fórmula Lewandowski-María de los Angeles Sacnun se impuso por amplio margen a la conformada por Agustín Rossi y Alejandra Rodenas (66,93% a 33,06%). El ex ministro de Defensa salió a reconocer rápido la derrota, destacó la tarea de la militancia y hasta mencionó a Néstor Kirchner.

Al haber sido derrotado en la suma general, el Frente de Todos tendrá ahora una tarea muy difícil para noviembre. Fidelizar los votos que obtuvo en las Paso y ampliar su margen de influencia en el electorado para recortar la diferencia que le sacó Juntos por el Cambio en la suma total de sus competidores.

De todas formas, en estas internas Perotti se jugaba mucho más que los dirigentes que aupó. Si salía derrotado, su gobierno, que todavía tiene dos años de mandato, se iba a complicar en términos de gobernabilidad.

Perotti tiene motivos para festejar puertas adentro del Frente de Todos, pero se le enciende una luz de alarma de cara a las generales. El oficialismo provincial tiene que remontar cerca de 150 mil votos, que fue la diferencia que le sacó Juntos por el Cambio, en la suma de las cuatro listas, al peronismo en toda la provincia.

Se han dado casos en que los números de las Paso difieren de las generales, pero el volumen electoral de Juntos por el Cambio en Santa Fe enciende las esperanzas de la coalición conformada por el PRO, la UCR y la Coalición Cívica.

En la categoría a Diputados, Roberto Mirabella sorteó de manera holgada a la lista que encabezó el concejal rosarino Eduardo Toniolli, referente del Movimiento Evita. Con estos resultados (falta el escrutinio definitivo) la lista de Diputados, en los tres primeros lugares, quedará compuesta por Mirabella, su segunda en la lista, Magalí Mastaler (La Cámpora) y Toniolli.

Otro dato que se destaca es el escaso corte de boletas en las categorías nacionales. En los datos provisorios, el candidato que se impuso en la boleta a senador traccionó a favor del candidato que iba en la nómina de Diputados.

Tanto en Rosario como en Santa Fe, los grandes derrotados en Juntos por el Cambio fueron Mauricio Macri y Patricia Bullrich. El ex presidente y la ex ministra bajaron a la provincia a apoyar candidatos puramente “amarillos” que mordieron el polvo de la derrota. Para la categoría a senador, Federico Angelini (24,12%) salió tercero, detrás de Pullaro (28,94%) y Losada (30,74%). La performance del vicepresidente del PRO fue mejor que la del concejal Charly Cardozo (promocionaba a su lista con el madrinazgo de Bullrich), que fue avasallado por Anita Martínez, del espacio de Losada y el radical Mario Barletta.

Lo que pasó en Santa Fe con Macri fue menos sorpresivo de lo que sucedió en Córdoba, pero los datos duros de esta “gran encuesta nacional” marcan el ocaso del ex presidente y el ascenso de figuras radicales dentro del principal espacio opositor. Martín Lousteau vino varias veces a la provincia a hacer campaña por Pullaro, y la ganadora de la interna (Losada) fue el producto de una ingeniería electoral de los radicales Mario Barletta y Julián Galdeano.

Pese a la derrota ajustada (que aún se negaba a reconocerla), campeaba cierto aire de triunfo en el comando de Pullaro. El ex ministro de Seguridad de la gestión de Miguel Lifschitz arribó a la coalición opositora con impronta propia y mucho conocimiento territorial por su paso en la función pública. El propio ex gobernador (fallecido por Covid en mayo pasado) solía definir a Pullaro como uno de sus mejores ministros.

Más allá de la selección de candidatos, estas Pasos definieron liderazgos internos al interior de cada fuerza. En ese sentido, los radicales se afirmaron como los nuevos referentes de Juntos por el Cambio en Santa Fe.

Lo mismo ocurrió en el Frente Amplio Progresista (FAP). En este espacio, donde también conviven radicales con socialistas y fuerzas satélites, la victoria de Clara García sobre Rubén Giustiniani (66,90 % a 33,09 %) le da aire al socialismo en la lucha interna por comandar la coalición. El PS tuvo que afrontar este elección con sensaciones difíciles: la muerte en el termino de un año de dos de sus líderes (Hermes Binner y Lifschitz) y sin manejar los resortes estatales, tanto de la Municipalidad de Rosario como de la Casa Gris.

En la categoría a diputado no hubo casi diferencias con la del senado. Mónica Fein se impuso claramente a Palo Oliver por 66,82 % a 33,17%. De todas formas, y en el balance general, el FAP quedó muy lejos de las dos fuerzas más votadas en la provincia: Juntos por el Cambio y el Frente de Todos.

El FAP en Santa Fe no pudo sustraerse de la tendencia que impera también a nivel nacional. Hay dos bloques ideológicos bien definidos, con muy poco espacio para terceras fuerzas.

Terminada las Paso, comienza otra campaña para cada uno de las fuerzas que competirán el 14 de noviembre. Dos meses más donde los vencedores intentarán consolidar y ampliar los votos sacados. Y los perdedores tratando de descontar la diferencia. Todavía no hay nada definitivo.

Fuente: La Capital

 

Billetera Santa Fe

Últimas noticias

Subir