fbpx
Provinciales

Detectan pérdida de masa muscular tras contraer Covid



Se denomina sarcopenia, y en Rosario se están viendo cada vez más casos, que van acompañados de debilidad en los músculos.

La sarcopenia, pérdida de masa muscular propia del envejecimiento, se observa cada vez con mayor frecuencia en personas que tuvieron Covid, y especialmente en aquellos que estuvieron internados. A un año y medio de la pandemia no es extraño escuchar a personas que se contagiaron (incluso hace meses) que manifiestan que no se pueden recuperar físicamente. “Me canso al caminar un par de cuadras”; “volví al gimnasio pero no logro llegar a la mitad de la rutina”; “no tolero cargar las bolsas del supermercado”; “necesito dormir siesta cuando antes no lo hacía”.

Esas frases se repiten en quienes estuvieron en situaciones críticas por la infección pero también en pacientes que pasaron la enfermedad en su casa con fiebre, dolor corporal, tos, o incluso molestias no tan severas.

Profesionales rosarinos están viendo este tipo de cuadros y confirman que la sarcopenia debe diagnosticarse y tratarse adecuadamente para impedir males mayores.

Muchas personas postergan la consulta porque creen que es “normal” o que ya se les va a pasar. La demora puede empeorar significativamente los síntomas.

Los médicos, los kinesiólogos, los licenciados en nutrición son fundamentales en la rehabilitación poscovid cuando quedan secuelas como falta de fuerza y pérdida de masa muscular. En ocasiones se adjudican estas secuelas a problemas respiratorios, pero pueden estar jugando allí otros factores importantes.

Sebastián Sánchez, licenciado en kinesiología y fisiatría, titular de práctica preprofesional en la Universidad del Gran Rosario, quien trabaja en la recuperación de pacientes poscovid, dijo que “vemos cada vez más personas que manifiestan no tener fuerzas para realizar sus actividades cotidianas” y agregó: “Hay pacientes con esta situación que estuvieron internados a causa del Covid, pero hay otros que sobrellevaron la enfermedad en su hogar (porque no estaban tan mal) y sin embargo en ellos también vemos las consecuencias”.

“Esa condición propia del envejecimiento, la sarcopenia, produce una atrofia en los músculos. Es algo similar a lo que pasa, por ejemplo, cuando alguien tiene puesto un yeso durante un mes y se lo sacan: se va a encontrar con la pierna o el brazo como más flácidos, sin energía. Eso mismo ya se describe en distintos estudios en pacientes poscovid y lo estamos viendo en consultorio, incluso en personas muy jóvenes”, mencionó.

El profesional está convencido de que es necesario difundir la importancia de la rehabilitación integral de quienes tuvieron Covid, ya que la enfermedad deja huellas a su paso.

“Sin dudas, una chica o un chico de 20 años logrará mejorar su condición en menos tiempo y no será lo mismo para el de 50, 60 o 70 años, pero todos necesitan una supervisión profesional si sienten que no logran recuperarse después de un tiempo”, comentó.

Eliana Salazar, licenciada en nutrición e integrante de un equipo de profesionales que trabaja en internación domiciliaria, tiene amplia experiencia en la alimentación de pacientes con distintas patologías.

En el caso del Covid, tanto durante el proceso de la enfermedad como después, “el seguimiento profesional es sumamente relevante porque hay que tener en cuenta muchos aspectos y no sólo el incremento del requerimiento proteico”.

La nutricionista mencionó que “se deben considerar estados de salud/enfermedad digestiva y metabólica preexistentes, sintomatologías concomitantes, deficiencias nutricionales ocultas y otras patologías. Trabajar en nutrir es indispensable, es ir a favor de la biología”. Si esta mirada no se considera es probable que se comprometa el pronóstico del paciente internado y también lo que le suceda cuando sea dado de alta.

El estado previo de la persona es relevante también. Los argentinos, lamentablemente, tienen déficits importantes a nivel nutricional y existe un número elevado de personas con enfermedades crónicas (diabetes, hipertensión, dislipidemia). A esto se suma el tiempo de encierro en pandemia que alteró el ritmo circadiano, la calidad del sueño, la exposición al sol y produjo sedentarismo. Por eso no es raro que quien contrae Covid ya arranque con problemas de salud que no siempre han sido tratados o detectados.

“En general hay mucho que trabajar para favorecer la nutrición, en grandes y chicos. Consumimos muchos alimentos ultraprocesados que son productos que la industria quiere que comamos, que se encuentran carentes de nutrientes y que en muchas ocasiones disrumpen esos procesos de nutrición y de sostenimiento de la salud o su recuperación. Incluso, en la misma internación, muchas veces las colaciones, el desayuno, la merienda, se hacen con galletitas envasadas y mermeladas. Hay muchas cuestiones que modificar y a las que debemos prestar atención para lograr enfrentar la enfermedad en el mejor estado nutricional posible y en reestablecer la salud rápidamente, favoreciendo siempre la calidad de vida”, señaló la nutricionista.

Cuidados importantes

“Si se detecta que la persona ha perdido masa muscular es importantísimo reestablecer un orden biológico en función de sus capacidades digestivas y metabólicas, además de un plan de rehabilitación kinesiológica”, detalló Salazar, quien puso el acento en que se debe plantear una dieta que disminuya el estrés oxidativo.

“Son fundamentales el buen descanso, la hidratación adecuada y analizar la situación nutricional y muscular con los profesionales adecuados”, agregó.

En ese sentido, Sánchez, puntualizó: “Si no se consulta a tiempo, se puede llegar a forzar al cuerpo a hacer actividades para las que no está preparado aún y además de no tratar la pérdida de masa muscular se generan lesiones, caídas y otros problemas serios”.

Inflamación

El Sars Cov 2 es un virus respiratorio que produce una inflamación sistémica (en todo el cuerpo) cuando ingresa al organismo. Eso desencadena distintos procesos y síntomas.

La sarcopenia poscovid suele estar originada en parte por esa inflamación, y se suma el tiempo que la persona pasó en cama y las condiciones nutricionales previas y durante la enfermedad. Son varios los aspectos que la generan y a todos hay que prestarles atención.

Fuente: La Capital
Billetera Santa Fe

Últimas noticias

Subir