fbpx
Firmat

En Firmat se acompaña y apuntala al comercio local

Lo busca hacer mediante asistencia financiera proveniente del recupero de un fondo rotatorio estatal con un nuevo lanzamiento de más préstamos blandos.

Después de convertirse en la primera ciudad santafesina en poner marcha con el apoyo del Estado provincial una línea de financiamiento con la vista puesta en la defensa de la economía local y el empleo, Firmat renueva la apuesta con el lanzamiento de nuevos préstamos blandos gracias al recupero de los ya otorgados.

Se trata de un fondo que el municipio impulsó con el respaldo del gobierno santafesino y administra desde ya hace un tiempo a fin de acompañar a los sectores comercial y de servicios, para los cuales ahora amplía el abanico de posibilidades.

El lanzamiento lo hizo el intendente, Leonel Maximino, junto al secretario de Comercio y Servicios del Ministerio de la Producción de Santa Fe, Juan Pablo Diab, en la Estación Espacio Educativo que funciona en la zona del predio ferroviario. Allí, los funcionarios difundieron los alcances del renovado Fondo Rotatorio para Comercios y Servicios firmantenses, lo que facilitará a más beneficiarios acceder a recursos para la compra de insumos y así sortear dificultades coyunturales que no sólo frenan la capacidad de crecimiento, sino que hasta ponen en riesgo la continuidad de establecimientos que se esfuerzan por mantenerse en pie.

Lo ofrecido resulta sumamente ventajoso en relación a las líneas de financiación en plaza bancaria cuyas condiciones resultan tan inconvenientes como prohibitivas para los comerciantes que se encuentran inscriptos en el régimen de monotributistas.

Créditos blandos

Los créditos puestos a disposición para la adquisición de capital de trabajo, insumos y materia prima son de hasta 60 mil pesos con una tasa de interés del 15 por ciento anual y un plazo de devolución de 15 meses.

La instrumentación es posible gracias al recupero de más del 93 por ciento de los fondos otorgados a unos 17 comercios locales, lo que representa un monto superior a medio millón de pesos que será prestado para ser invertido.

“Esto no fue producto de la casualidad sino del compromiso asumido por comerciantes que supieron entender con mucha claridad que esta herramienta es suya y que tiene un fin solidario a través de su devolución, que permite volver a ofrecer oportunidades a otros comercios”. Así lo manifestó el mandatario firmatense, tras evaluar como “positivos” los resultados obtenidos, que fueron determinantes para avanzar en el lanzamiento de esta nueva línea de financiamiento.

Maximino dijo sentir “orgullo” de la acción emprendida porque “busca cuidar a nuestros comercios y cada puesto de trabajo existente y que puedan generarse, en favor del bienestar de nuestra comunidad”.

Y en esa línea rememoró con satisfacción: “Hace casi dos años poníamos en marcha esta herramienta financiera, fruto de un trabajo conjunto con el Ministerio de Producción de la provincia, con el profundo compromiso y responsabilidad de ser la primera ciudad santafesina en llevar adelante esta experiencia”.

En tanto, la secretaria municipal de Producción, Desarrollo Local y Medioambiente, Silvina Arcangioli, sostuvo: “Esto es posible por el apoyo de la provincia y la responsabilidad de beneficiarios de los prestamos que cumple con la devolución para que desde el Estado podamos seguir asistiendo a otros comercios que necesitan financiamiento accesible para comprar insumos, algo que se les hace imposible a través de los bancos por las altas tasas de interés”.

Pionera

Cabe recordar que Firmat también fue pionera en el territorio santafesino en la instrumentación de un fondo rotatorio por ocho millones de pesos aportados por la provincia para ayudar financieramente a medianas y pequeñas empresas del rubro agroindustrial en emergencia.

Esa medida sobrevino tras una multitudinaria movilización local en defensa de la producción y el trabajo, convocada por diferentes gremios con el acompañamiento de autoridades políticas locales y regionales, en otros actores.

Y la punta de lanza fue el por entonces conflicto que se había desatado en la fábrica de cosechadoras Vassalli que estuvo al borde del cierre y que luego de una serie de cambios en su conducción, marchas y contramarchas, hoy, si bien sigue lidiando con dificultados, intenta avanzar en su objetivo de reactivación productiva que aún dista de lo pretendido por la empresa que accedió al programa Repro para afrontar el pago de salarios.

Menos consumo

En Firmat, al igual que Casilda y otras localidades santafesinas, la caída del consumo afecta la actividad comercial y de servicios, las que además están golpeadas por las elevadas facturas de luz, gas y agua. A ello se suma que un alto porcentaje de comerciantes no tienen locales propios, con lo cual deben pagar alquileres que son cada ve más caro, por lo que algunos optaron o evalúan mudarse a zonas más económicas o a sus casas.

Subir