fbpx
Bienestar

Los alimentos que deberíamos comer para tener un cerebro saludable y los que no

Sabemos que la calidad de nuestra alimentación está directamente relacionada con la salud y el funcionamiento de nuestro cerebro. ¿Pero cuáles son los alimentos que deberíamos consumir en mayor cantidad? ¿Y cuáles los que deberíamos dejar fuera de nuestra dieta?

Es cierto que el alto consumo de azúcar no es recomendable cuando pretendemos cuidar nuestro cerebro. Hay alimentos como los jugos industriales, las gaseosas, los productos de panadería (como facturas y tortas), las golosinas, caramelos, los helados, que contienen una gran cantidad de azúcar agregada. Y como todos sabemos, el consumo de grandes cantidades de azúcar no es bueno, favorece tanto el sobrepeso como el tener un alto valor de glucemia. Es decir, un nivel de azúcar elevado en sangre, por encima de los valores normales. Ambos, la obesidad y el alto nivel de glucemia, son factores de riesgo para presentar alteraciones cerebrovasculares. Por eso, no es recomendable consumir este tipo de alimentos, ni en grandes cantidades ni frecuentemente.

Por otro lado, las grasas trans, las grasas saturadas que se encuentran en alimentos como galletitas, panificados, margarina, manteca, crema, la grasa de la carne y la grasa de los lácteos enteros (hamburguesas o quesos duros por ejemplo), favorecen el aumento del colesterol elevado y de triglicéridos elevados en sangre. “Esto también es otro factor de riesgo para presentar enfermedades cerebrovasculares o enfermedades neurodegenerativas, como pueden ser las demencias de tipo vascular o el Alzheimer”, explica Sol Vilaró, Lic. en Nutrición del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO) -MN 5647-, directora y docente del workshop ” Conocé tu mente para comer mejor”.

Los lácteos son fundamentales para el funcionamiento cerebrovascular.

Los alimentos que sí tenemos que consumir

  • Pescados grasos: por ejemplo, el salmón rosado, el atún fresco, las sardinas o la caballa, que tienen un gran contenido de omega 3. El omega 3 es un ácido graso esencial que favorece la fluidez de las membranas neuronales. Por eso, estos alimentos se vuelven positivos cuando hablamos de salud cerebral.
  • Aceites vegetales: puede ser de canola, el de oliva, el de girasol o el de maíz. Todos contienen un potentísimo antioxidante, que es la vitamina E. Los antioxidantes son los encargados de proteger a nuestro cerebro de ciertas sustancias llamadas radicales libres, que dañan las células, oxidándolas.
  • Frutos rojos: Las frutillas, los arándanos, las moras y las frambuesas también tienen sustancias antioxidantes que protegen a nuestro cerebro y a nuestro organismo en general de estas sustancias dañinas.
  • Hojas verdes: la espinaca, la acelga, la rúcula y la lechuga. Contienen un nutriente llamado ácido fólico, o vitamina B9, otro de los que favorece la salud cerebral.
  • Todos los alimentos de origen animal: huevos, lácteos, carnes de todo tipo, pescados y mariscos. Todos tienen un nutriente que es importante consumir para preservar nuestra salud cerebral, la vitamina B12.
  • Uvas: contienen unos antioxidantes llamados polifenoles, que se encargan de cuidar a las células cerebrales frente al daño oxidativo.
  • Lácteos: porque contienen calcio. Es importante para nuestra salud ósea, pero también lo es a nivel cerebral. Por eso es importante su consumo. Es recomendable consumir los lácteos descremados, ya que la grasa láctea es grasa saturada y, como tal, tiene el efecto de promover el desarrollo de placas de colesterol a nivel arterial.
Subir