Lunes, 11 de Diciembre de 2017 11:50
FacebookTwitter


Pérdidas multimillonarias por las inundaciones en Santa Fe

La provincia hizo un análisis de los perjuicios económicos, que son realmente importantes. Preocupan los pronósticos de que habrá más lluvias.

Con localidades todavía afectadas por las últimas lluvias, y un pronóstico nada alentador para loque queda en enero, la provincia hizo una evaluación preliminar sobre las pérdidas que viene generando la catástrofe hídrica: 2.500 millones de dólares desde abril. Los tamberos perderán más de 250 millones de pesos, los agricultores más de 760 millones de dólares.

Las cifras se pusieron sobre la mesa durante una reunión de la Junta Provincial de Protección Civil, en la que participaron los ministros de Gobierno, Pablo Farías; de la Producción, Luis Contigiani, y de Desarrollo Social, Jorge Alvarez; el secretario de Defensa Civil, Marcos Escajadillo; en representación del Ejercito, el coronel Luis María Garro, y Marcos Ferrero de la Cruz Roja filial Santa Fe.

En diálogo con el programa Radiópolis, de Radio 2, el ministro Alvarez ratificó que los pronósticos con que cuentan indican que van a seguir las lluvias intensas durante lo que queda de enero, aunque al menos no habrá crecidas en los ríos.

El funcionario comentó que la localidad de Ramona, en el departamento Castellanos, sigue con familias evacuadas, y que también Chabás y Laguna Paiva continúan afectadas.

Que en esos lugares Desarrollo Social asiste con “elementos urgentes: alimentos, coclchones, frazadas y elementos de limpieza también”.

Y que es fundamental continuar y acelerar el plan de obras para mejorar los drenajes.

Pérdidas

En tanto, el gobierno de Santa Fe estimó en 256 millones de pesos las pérdidas del sector lácteo como consecuencia de las inundaciones en la cuenca lechera de la provincia, en la que se vieron afectados 869 de los 3.500 tambos existentes en la región, informaron fuentes oficiales. “La situación es desoladora”, confesó el ministro de Producción Luis Contigiani.

Los datos fueron presentados este lunes durante una rueda de prensa en la que los funcionarios del Frente Progresista Cívico y Social evaluaron que las pérdidas agrícolas (soja, girasol y maíz) rondarán los 764 millones de dólares.

En cuanto al sector lácteo, el ministro de la Producción santafesino, Luis Contigiani, detalló que "en los seis departamentos damnificados, con Castellanos a la cabeza, sobre 3.500 tambos que hay en la zona 869 fueron afectados, con una estimación de pérdida de 1,5 millón de litros de leche diarios".

El funcionario señaló que "llevado a los próximos 30 días, que es el cálculo mínimo que analizamos como de afectación segura, estamos hablando de una pérdida de 45 millones millones de litros de leche diarios, que representan unos 256 millones de pesos".

Contigiani aclaró que esos datos no contemplan "los daños en infraestructura y caminos". "La situación es desoladora", dijo el ministro de la cartera productiva, quien recordó que "estos tamberos recibieron dos golpes en menos de un año", en referencia a las intensas lluvias de abril pasado que afectaron a Santa Fe y el centro del país.

El funcionario dijo durante la conferencia de prensa que el gobierno santafesino trabaja "en un plan de contención de los tamberos" y que elevará al Gobierno federal un plan de salvataje para la lechería.

El mismo, adelantó, contendrá "temas de infraestructura, caminos, y la asistencia nacional a las zonas agrícolas" afectadas por la crisis hídrica.

También los cultivos

En cuanto a los efectos de las copiosas precipitaciones de fines de diciembre y principios de año sobre la actividad agraria, Contigiani informó que hay un área cultivada de 2,3 millones de hectáreas con soja, girasol y maíz, y de esa superficie "hay 948 mil hectáreas afectadas" por las aguas.

De acuerdo a los cálculos oficiales, se trata de 324 mil hectáreas de soja de primera, 316 mil hectáreas de soja de segunda, 80.500 de girasol y 228 mil de maíz.

"Aquí la afectación puede ir evolucionando en pérdidas totales, rindes moderados o rindes malos –explicó Contigiani–. Hicimos un mix entre rindes bajos, muy malos y posibles pérdidas totales y nos da una pérdida de 764 millones de dólares", dato que consideró "preliminar".

Por su parte, el ministro de Gobierno, Pablo Farías, señaló que de acuerdo a las previsiones meteorológicas de organismos oficiales "para este mes de enero se esperan que se repitan episodios hídricos por lluvia" y que "la altura de los ríos no tendría grandes modificaciones".

Farías valoró los aportes recibidos por la Nación para disminuir la situación que vive la provincia, donde se registraron fuertes lluvias desde abril de 2016 hasta el presente.

Pero, a la vez, indicó que solicitará mayor asistencia a Nación., al asegurar que "hay una responsabilidad compartida en la atención de la emergencia y en la realización de obras a mediano y largo plazo".