Lunes, 11 de Diciembre de 2017 11:58
FacebookTwitter



María Teresa: La Comuna avanzó con obras hídricas mientras aguarda las obras definitivas

La Comuna de María Teresa avanzó por decisión y costo propio con trabajos en una de las arterias más sensibles dentro de la estructura hídrica de Marías Teresa: el Canal Norte. Punto clave en el sistema de drenaje del agua, desde la comuna evaluaron que "no se podía esperar más" sin "correr un riesgo demasiado elevado para la integridad de la salud y de los bienes" de los vecinos de la localidad; y en ese sentido "con el visto bueno de hidráulica decidimos comprar los tubos y costear las horas de trabajo y los viáticos de todo el personal, para reforzar los desagües de esa zona que aún tiene el tubo de chapa que se colocó en la emergencia", señaló María Cristina Gómez (presidenta comunal de esa localidad). Mientras se aguardan "las obras que la provincia se ha comprometido a realizar" y que, según señalan desde esa comuna, "aportarán una solución más profunda" a esa parte del difícil panorama hídrico en el distrito María Teresa, la comuna avanzó con trabajos.

La solución que se comprometió a realizar el gobierno provincial (y que está plasmada en el proyecto presentado por la comuna ante Hidráulica Provincial) consiste en una alcantarilla en el Canal Norte de 6 metros de ancho por 2 de alto, para reemplazar de manera definitiva las de emergencia. Ante el retraso en el inicio de esas obras esenciales para la seguridad hídrica de María Teresa (y con las maquinarias que se le requirió a la provincia) desde la comuna (y con la aprobación de Hidráulica) se colocaron 30 tubos de 1metro de diámetro en dos filas, para 'colaborar con el funcionamiento' del caño de chapa de 2 metros de diámetro que allí está colocado desde los días de la emergencia.

"Para colocar los 30 tubos la provincia envió una máquina de gran porte. La comuna compró los tubos (con un costo aproximado de $95.000), pagó el combustible y se encargó de las horas extras y de los viáticos de todo el personal que se abocó a la obra. Se utilizaron 80 bolsas de cemento para consolidar piso y cabezales", señaló Roberto Freytes (de la comuna de María Teresa). Detallando: "todo ello lo solventó la comuna. No podemos correr el riesgo de dejar el Canal Norte como está, de la misma forma en que se lo 'acomodó' en plena crisis hídrica. El Canal Norte se está desmoronando y eso disminuye dramáticamente el caudal de agua que puede conducir. Ahí, en ese sitio donde hicimos estos trabajos, van unos módulos que la provincia debe colocar y que todavía no envió. No podemos arriesgarnos a que vuelva a llover y el pueblo sufra aún más".