fbpx
Nacionales

Harina de soja: tras 20 años, se abrió un negocio a China de US$1600 millones

El Gobierno logró un nuevo mercado para la harina de soja, el principal producto de exportación de la Argentina con unos 10.000 millones de dólares. Firmó con China un acuerdo que permitirá vender este subproducto de la oleaginosa que representa casi el 70% de las ventas en valor del complejo soja. El acuerdo se alcanzó tras 20 años de negociaciones entre ambas naciones.

Hasta el momento, el país vende a China grano y aceite de soja. En la actualidad, el 60% de las ventas de harina de soja van a Asia con Vietnam como principal comprador. Menos de un 40% va a Europa. También hay compradores en el norte de África.

China nunca importó harina de soja – compra el grano para procesarlo- y la Argentina será el primer país en venderle. En la industria creen que podrían exportar 5 millones de toneladas por unos US$1600 millones.

“Este acuerdo histórico para la Argentina representa una gran oportunidad de ingreso al mayor mercado consumidor mundial de proteína vegetal para alimentación del sector ganadero. China cuenta con más de 500 millones de cabezas entre porcinos y bovinos”, dijo el Ministerio de Agricultura.

“China es nuestro principal socio comercial después de la Unión Europea, y hemos construido una relación muy profunda que nos permite iniciar y cerrar negociaciones entre nuestros países. Argentina volvió a ser un referente en el mundo, y este es un nuevo paso que beneficiará a la cadena de la soja argentina”, afirmó el ministro de esa cartera Luis Miguel Etchevehere.

En tanto, Ricardo Negri, presidente del Senasa, dijo: “La harina de soja es nuestro principal producto de exportación y es un orgullo que China nos tenga esta confianza ya que no harán visita de auditoría previa, sino 24 meses después del primer embarque desde la Argentina”.

“Esta gran noticia para la Argentina estará operativa ni bien se cumpla todo el protocolo. Será la primera vez que alguien le exporte harina de soja a China”, agregó Negri.

Entre el 20 y el 28 de agosto pasado, el Departamento de Cuarentena Animal y Vegetal de la Administración General de Aduanas de China (GACC) auditó en el país el sistema de control e inocuidad del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y visitó 7 plantas procesadoras ubicadas en Santa Fe y Buenos Aires.

Allí “evaluó el circuito de recibo y acondicionamiento de porotos de soja así como el proceso de producción de harina de soja y los controles que se realizan para asegurar su inocuidad y calidad”, según informó el Senasa en su momento.

En abril pasado, funcionarios, industriales y técnicos disertaron en China sobre este subproducto ante más de 70 empresarios chinos del sector. Ahora la harina de soja llegará a ese mercado.

Subir